>

Cada día encontramos en nuestro entorno, personas desesperadas por muchas razones pero sobre todo las económicas, siguiendo con la salud, tal vez una consecuencia de otro o al revés.
Lo más importante y que debemos mantener presente es que estamos en una transición y que nuestra responsabilidad es llegar de la mejor forma posible a donde nos lleve.   Levante su espíritu y su corazón, mantenga ocupada su mente y su cuerpo.   No le de espacio al desaliento, al miedo porque verá cosas terribles que no pasarán, le destruirán y quitaran fuerzas necesarias para vivir.
Piense que todos los días sale el sol, todos los días nos renovamos, todos son diferentes.  Hagámonos mejores cada día con pensamientos positivos, con nuestra energía mental, construyamos en nuestra mente la salud, la prosperidad, el amor, que eso tendremos. 
Anuncios